El gazpacho es un alimento milenario de Andalucía cuyos orígenes se remontan a la época musulmana. Se caracteriza y diferencia de otras sopas por la particularidad de que se elabora con ingredientes frescos, no cocinados. Por esta razón el gazpacho tiene un sabor y una textura única donde la combinación del tomate, como elemento principal, y el resto de los ingredientes consiguen el sabor tan particular de este plato. El gazpacho es un majar delicioso y refrescante, ideal para el verano y es recomendable tomarlo bien frio. Es un alimento apto para veganos, intolerantes a la lactosa, celíacos y vegetarianos.

Disponible en botella de vidrio de 750 ml. Su vida útil es de 48 meses desde la fecha de fabricación.